¿Cómo adaptarse?

lluvias centroamerica-500x331Según el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), la adaptación es el ajuste en los sistemas naturales y humanos como respuesta a estímulos climáticos actuales y esperados o sus efectos, los cuales moderan los daños o sacan ventaja de las oportunidades.

Costa Rica está situada en una de las franjas continentales más vulnerables al cambio climático. Los cada vez más frecuentes fenómenos de El Niño y La Niña han venido a demostrar la fragilidad nacional antes los eventos climáticos extremos. Por ello, la política nacional de cambio climático debe promover la adopción de acciones de adaptación, procurando para ello utilizar primordialmente la base natural de que dispone el país.

Para el país,  las acciones de  adaptación debe estar orientadas hacia la reducción de la vulnerabilidad en aquellos sectores socio productivos de carácter estratégico para la vida nacional, con el fin de disminuir los impactos negativos de la amenaza climática y aprovechar las ventanas de oportunidades que se deriven.

Los siete sectores principales que se han identificado para el tema de adaptación son: Hídrico, Energía, Agropecuario, Zonas Costeras y Pesca, Salud, Infraestructura y Biodiversidad. Estos requieren acciones urgentes ante la amenaza de los fenómenos hidrometeorológicos extremos como consecuencia del cambio climático, tales como sequías, inundaciones, tornados,  granizos, vientos fuertes, lluvias excesivas, ciclones tropicales, temperaturas altas y mayor frecuencia de fenómenos  como El Niño.

Para esto, la Dirección de Cambio Climático contempla dos acciones prioritarias: el diseño y oficialización del Plan Nacional de Adaptación, coordinado por la DCC con el diseño y ejecución por parte del Instituto Metereológico Nacional (IMN), la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Acueductos y Alcantarillados (AyA), Registro Público, Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) y otras instituciones pertinentes. Este plan debe partir de los escenarios climáticos elaborados por el IMN.

La segunda acción es el diseño de una cartera de proyectos con potencial para acceder al Fondo de Adaptación.

Las investigaciones sobre vulnerabilidad para los sectores forestal, recursos costeros, hídrico y agricultura, así como los estudios de escenarios climáticos futuros, fueron presentados en la Segunda Comunicación Nacional ante la Secretaría de la CMNUCC en 2009.

Conozca ¿Qué es el Fondo de Adaptación?